skip to Main Content
teletrabajo

¡Estos son los desafíos y beneficios del teletrabajo!

La evolución del teletrabajo

Antes de conocer los desafíos y beneficios del teletrabajo, primero debemos conocer un poco de su historia.

Un pequeño inicio para el teletrabajo

La historia del teletrabajo se remonta a dos siglos atrás, impulsado por la primera Revolución Industrial. Según se cuenta, en 1979 se permitió a cinco empleados de IBM trabajar desde casa como experimento. En 1983, el número aumentó a 2.000. Y luego, en 1999 empezaron a surgir las startups de garaje.

La mayoría de los fundadores de dichas empresas eran todo menos comunes. Solían ser estudiantes universitarios con dificultades o antiguos empleados de empresas que querían independizarse. Por ende, contaban con un presupuesto limitado para alquilar una oficina entre otros detalles.

Esto creó la posibilidad de trabajar a distancia y la necesidad de establecer directrices sobre el trabajo a distancia tanto para los empresarios como para los empleados. Por ello, en el año 2000 se promulgó la Ley de Asignaciones del Departamento de Transporte en EEUU. Ésta legitimaba el trabajo a distancia y obligaba a las empresas a crear políticas de teletrabajo.

El teletrabajo ha venido para quedarse

Ahora, una década después, más del 59% de los trabajadores a distancia trabajan para empresas privadas. Además, el número de personas que trabajan desde casa ha aumentado un 400% desde 2010, según Getapp. 

Por todo ello, podemos afirmar con seguridad que el trabajo a distancia ha llegado para quedarse. Las empresas que antes expresaban su preocupación por la disminución de productividad de los empleados están reconsiderando su postura al respecto. De hecho, más del 74% de los líderes empresariales encuestados en un estudio de Gartner anunciaron su plan de trasladar a los empleados a puestos remotos después del COVID-19. Algo que representaría un aumento del 115% en el teletrabajo para los próximos años. 

beneficios del teletrabajo

Desafíos del teletrabajo

A pesar de su creciente importancia, el teletrabajo plantea muchos retos. Desde sentirse aislado hasta tener que lidiar con problemas técnicos; trabajar desde casa no siempre es fácil.

Además, las dificultades que presenta el teletrabajo existen tanto para veteranos como para novatos. Sin embargo, si tienes en consideración cuáles son esos retos, te puedes preparar con soluciones efectivas. 

Aislamiento

El aislamiento es un reto del teletrabajo que a menudo se subestima. Recientes estudios indican que el 42% de los trabajadores remotos se sienten conectados con su labor. Sin embargo, esto representa menos de la mitad de la muestra. Por ello es importante tener en cuenta actividades que integren a los empleados remotos. 

Rutina y dieta deficientes

Una dificultad que a menudo se pasa por alto es el impacto que puede tener en la rutina diaria y la dieta. Trabajar desde casa puede difuminar la frontera entre el trabajo y el ocio. Además, cuando la cocina está siempre tan cerca, puede ser difícil resistirse a la tentación de asaltar la nevera.

No hay camaradería de equipo

Hay un dicho que dice que un equipo que juega unido permanece unido. Pero eso es más fácil de decir que de hacer para un equipo de teletrabajadores. ¿Cómo se puede fomentar el trabajo en equipo cuando cada uno está en su propia burbuja? ¡Eso depende de la cultura corporativa de la empresa dónde trabajes!

trabajo en equipo

Beneficios del teletrabajo

Pocas veces en el mundo empresarial una idea aporta profundas ventajas tanto para una empresa como para sus trabajadores. Pero los beneficios del teletrabajo dejan claro que se ajustan a ese criterio.

Esta nueva forma de trabajar ofrece a los empleados la posibilidad de tener un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal. 

Reducción del estrés y la fatiga

Los transportes públicos abarrotados y el tráfico de la ciudad se pueden evitar gracias al teletrabajo. Además, trabajar a distancia permite alejarse de los “ambientes tóxicos” tanto fuera como dentro de la compañía.  

Ahorro de tiempo y dinero

Reducir el tiempo en el molesto tráfico y aumentar esos valiosos minutos de sueño no tiene precio. El ahorro de tiempo suele ser la principal motivación de quienes prefieren trabajar a distancia.

Además, los automovilistas se ahorran el combustible y los costos de mantenimiento del vehículo, que a veces pueden ser bastante altos.

Mejora de la concentración

Con el creciente uso de espacios abiertos, los empleados sufren ruidos y otras molestias permanentes.

Uno de los beneficios del teletrabajo es que promueve el uso de espacios más cómodos e idóneos para mejorar la concentración. Está en las manos del trabajador remoto buscar el mejor espacio para realizar sus tareas sin distracciones. 

Más responsabilidad, más libertad y, por tanto, más bienestar

El teletrabajo significa asumir la responsabilidad de la organización diaria y la forma de enfocar el trabajo. El resultado es una verdadera sensación de libertad para los empleados.

Otros beneficios del teletrabajo

El teletrabajo trae consigo tantos beneficios que es difícil reducirlos a una lista. Ya mencionamos algunos de ellos, pero estos son otros que son muy valorados por los trabajadores remotos:

  • Facilidad para organizar sus horarios de trabajo
  • Flexibilidad para organizar sus tareas diarias
  • Tiempo adicional para estudiar o hacer ejercicio
  • Libertad para trabajar en el entorno laboral que les convenga
  • Mejor equilibrio entre la vida personal y profesional
  • Mayor productividad y satisfacción laboral
  • Libertad para vestirse como quieran

Se acabó el formalismo opresivo en el mundo empresarial. ¡Vive el bienestar en el trabajo!

¿Conoces nuestras vacantes? 

¡Aplica ahora mismo!

Back To Top