skip to Main Content
Aislamiento teletrabajo

Cómo combatir el aislamiento social en el trabajo remoto

  • Blog

El aislamiento social en el trabajo remoto supone uno de los mayores retos en esta modalidad laboral. La pandemia ha acelerado la adaptación al trabajo remoto y modificó la manera de cumplir con nuestras actividades laborales. Si bien el trabajo remoto tiene múltiples beneficios, también por su naturaleza, implica una falta de interacción física con el equipo de trabajo. Esto muchas veces puede traducirse en efectos en la salud mental como la sensación de soledad y los problemas que de allí pueden derivarse si no se da un adecuado manejo. Por esta razón, te compartimos algunas recomendaciones para que sepas como lidiar con el aislamiento social en el trabajo remoto.

Organiza bien tu tiempo

La adecuada gestión del tiempo durante tu jornada laboral trae grandes beneficios. No solo te permite ser más productivo sino también separar las actividades laborales de las personales. Te recomendamos apegarte estrictamente a tu agenda para evitar sobrecargas de trabajo y  delimitar tu vida laboral, personal y familiar. También cabe resaltar que debes incluir en tu día a día, tiempos de descanso y espacios en tu rutina para hacer ejercicio físico; así como actividades que disfrutes (hobbies como leer, cocinar, ver una película, etc.). Esto contribuye a tu salud mental y bienestar.

Planeación

Define tu espacio de trabajo

Genera un espacio cómodo de trabajo y que sea diferente a tu habitación. El objetivo es que puedas desarrollar tus labores en un ambiente propicio y “desconectarte del ambiente laboral” una vez termines la jornada. Es recomendable que el espacio esté bien iluminado, ventilado y en lo posible sin distracciones. Evita trabajar en pijama al estar en casa. Encontrarás más motivación si actúas como si estuvieras de manera presencial. Este pequeño acto hará toda la diferencia en tu actitud frente al trabajo.

Genera espacios de comunicación y contacto

Tener un trabajo remoto no es sinónimo de estar aislado. Genera vías de comunicación y de contacto con compañeros de trabajo, amigos y familiares . Los seres humanos somos sociales por naturaleza, esta es una parte fundamental en nuestras vidas. Es importante para nuestra salud mental. Considera trabajar fuera de casa por lo menos una vez a la semana; busca un espacio de coworking, un café o una biblioteca. Cambiar de ambiente puede tener un impacto muy positivo en tu rutina.

Comunicación

Identifica señales de alerta

Es importante identificar síntomas que estén afectando tu salud mental y física, para acudir a tiempo a buscar ayuda profesional. Un profesional puede ayudarte a lidiar con el aislamiento adecuadamente. Puede guiarte para manejar la ansiedad, depresión, estrés o cualquier situación derivada del aislamiento social en el trabajo remoto. No te dejes para después. Eres la prioridad más importante y tu salud es un pilar fundamental para que todas las áreas de tu vida puedan funcionar.

La clave está en el equilibrio

El trabajo remoto ha generado oportunidades y retos para mejorar o fortalecer nuestros hábitos. La rutina y la forma en cómo nos desempeñamos tienen un impacto directo en nuestra salud mental y de quienes nos rodean. El trabajo remoto permite integrar aspectos de nuestro estilo de vida en nuestra rutina diaria. Esto hace que podamos hacer de nuestra vida cotidiana algo agradable y divertido. Podemos construir día a día el equilibrio entre nuestra vida personal y laboral al tener un empleo remoto. Ten en cuenta estas recomendaciones para que saques tu máximo potencial y aproveches todas las ventajas de esta modalidad de trabajo. ¿Conoces nuestras vacantes? ¡Aplica ahora mismo!

Back To Top